miércoles, 28 de diciembre de 2011

MADERA Y LANA


Amigo y enemigo compartiendo abrigo.

  
Tardes y mañanas solapadas.


 Frases tiritadas compartiendo castañas.


Marchas camufladas tras el vaho de las palabras.


Madera y lana, casa y cama.

 

Siempre podrás contar conmigo si te encuentras deprimido.


 


Hoy comienzo a hibernar los sueños que fueron y se fueron, a ellos me aferro mientras me voy durmiendo.

En la chimenea el crepitar de los "peros" va poco a poco quedando en silencio, y la paz invade mi cuerpo.

Tras las ventanas empañadas de mi alma dos iniciales encerradas en la silueta de la esperanza, una flecha
las atraviesa marcando el camino de la primavera.



miércoles, 21 de diciembre de 2011

APUÑALÁNDOSE EL ALMA

Foto de http://www.deviantart.com/


I

Entre el delito y el pecado te hallo, entre el cuento y el hecho te acecho, entre lo correcto y el deseo me peleo, y cada vez que te veo, recorres mi cuerpo haciéndote fuerte dentro.

II

En el horizonte el sonido creciente de unos tacones anuncian una tormenta de la que sólo yo me hago eco, sólo yo me tenso, sólo yo veo como el mundo se pausa mientras pasas, sólo yo recibo la andanada, sólo yo, y luego nada.

III

Suspiros hechos llamas, palabras hechas espadas, saliva densa como la lava que se desliza lacerante por mi garganta, llenando mi alma con todo el vacío de lo que me falta. 

IV

Nada evitará que esta noche seas mi amada cuando a solas me apuñale el alma.











lunes, 19 de diciembre de 2011

AMO-TE

Foto: Guille Pando http://puertodenaufragos.blogspot.com/


Trozo a trozo, cacho a cacho, he logrado reunir de nuevo todos los pedazos.

En la esquina más húmeda de mi habitación, lamentando el lamento al viento, acariciando la áspera estela del encontronazo del encuentro, hago acopio de un intenso dolor y trato de negociar con Satanás una permuta más, una nada más, la última en la que puede que te fijarás, y en la que quizás, un poco de tu atención haga soportable todo el dolor de saberme condenada a un eterno no.

En una tienda de regalos he comprado un bonito papel de seda, lo he perfumado, he hecho un paquete plegándolo suavemente por todos los lados, lo he sellado con un lazo y finalmetne lo he besado.

Mañana te lo volveré a ofrecer para que lo pisotees otra vez. 


sábado, 17 de diciembre de 2011

UN DÍA DE PUENTE


Foto: Rubén Cienfuegos http://rubencienfuegos.blogspot.com/


La última alma humana deambulaba cabizbaja con las manos a la espalda. Iba descalza y vestía una larga barba blanca. De cuando en cuando, se detenía y gesticulaba, mientras farfullaba frases que él mismo se replicaba. Al otro lado del enrejado, media docena de ojos curiosos observaban en silencio. Al cabo de un rato el más joven de ellos dijo "papá parece igual que nosotros" "si que lo parece” asintió el padre mientras tiraba de él y de su hermano para que siguieran caminando “venir hijos, vamos a ver a los perros ya veréis que graciosos son”.

lunes, 12 de diciembre de 2011

lunes, 5 de diciembre de 2011

VÍDEO DE SURF EN CANDÁS

La playa de La Palmera en Candás es una de las más protegidas del litoral asturiano, por lo que no suele tener olas, salvo en los días de invierno de fuertes marejadas. Al estar protegida también de los vientos de componente oeste, la hacen una buena alternativa para darse un baño los días más grandes del año.







sábado, 3 de diciembre de 2011

GENTE INDIFERENTE

Foto Guille Pando http://puertodenaufragos.blogspot.com/

 El tiempo es un pesado compañero con el que entre un no quiero y no puedo a diario me peleo.

Un muro mudo hecho con corazones de cartón forma las exiguas paredes de mi habitación, yo te veo y tú a mí no, tú me miras y yo a ti no.  

Apartado del camino, me cambiaron los amigos, me convirtieron en invisible para los vivos y me degradaron de hombre a mendigo.

Obligado a buscar mi destino en el fondo de un brik de vino, camino el camino, que has hecho mío, con tus ajados zapatos y tu cotidiano olvido.

El calor de un fuego avivado con alcohol templa mi interior y mitiga mi dolor, lo justo, para evocar un pretérito perfecto, en el que el protagonista era yo.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

EL HUMO GRIS DE UN CIGARRO


Foto: Guille Pando http://puertodenaufragos.blogspot.com/


De la tierra brotó la siembra y el deseo se hizo hombre, y se hizo hembra, y brazos y piernas rodaron por la hierba. Los labios pronunciaron los nombres de dos extraños mutuamente ignorados durante años, y prescindiendo del verbo se hablaron, y se acallaron.

Todas las piezas del Tetris se despeñaron cuesta abajo, las caderas chocaron, los cuerpos se convulsionaron y los huecos se llenaron con pellizcos, arañazos y bocados. Dos ofidios enroscados, resbalando absortos, frotándose la base del tronco, rostro contra rostro, respirándose el placer el uno al otro.

A medida que aumenta el pulso, el pulso aumenta, y los músculos se tensan, y las anclas se elevan, y las almas abandonan la tierra para navegar etéreas en la confluencia de unas aguas ígneas, que borbotean extasiadas al ser mezcladas. 

Al pairo derivaron abrazados, mientras se restaban los años, dejando como único rastro el humo gris de un cigarro.   

lunes, 28 de noviembre de 2011

UNA VIDA MÁS

Foto Guille Pando http://puertodenaufragos.blogspot.com/


Hoy desciendo descalzo, paso a paso, peldaño a peldaño, de mi fatuo pedestal. Recuerdo haber subido, pero por otro camino, recuerdo ir a toda velocidad, recuerdo haberme reído de todos los necios que se quedaban atrás.

Carcajadas por la ventanilla, curvas a toda velocidad, rectas aspiradas con la colaboración enrollada del banco central. No se quién conducía, no sé porque pensaba que subía, no me acuerdo del día, sólo de la noche y su oscuridad.

Ahora, unos bolsillos llenos de miedo no me paran de acusar, en su fondo acumulo los pañuelos que no me atreví a usar. Hoy he comprado un lapicero y en ellos intento garabatear las palabras que no supe pronunciar.

Pensaré que ahí es un día menos, pensaré que dispongo de una hora más, pensaré que quizás todavía no se hayan cumplido tus deseos, pensaré que todavía me puedas dar una última oportunidad.

Tras las verjas del colegio veo a mi hijo correr a vuestro encuentro cuando lo vais a buscar, las lágrimas que me seco, no me han de preocupar, seguramente serán de la alegría que me da el pensar que aún me queda una vida para volverte a enamorar.



viernes, 25 de noviembre de 2011

PASAR DE LARGO



Redondos ojos azabachados, redondos juncos plegándose a sus lados, redondos trazos tiznados hacen el marco de un cuadro por el que querría ser mirado, y que sólo me atrevo a observar de medio lado, cuando te veo pasar de largo, acariciando la acera con la puntita de tus zapatos.

A en punto, salgo a la puerta para ser hipnotizado por el contoneo de tus caderas, y a la vez embriagarme con el perfume que disemina el sutil movimiento de tu morena melena. Sólo con verte se me abren heridas que sólo al verte me cicatrizan, y entre medias, se acrecienta la postilla en que has transformado mi vida.

Noches de sueños desvelados por el repiqueteo de tus tacones avanzando, techos desproporcionadamente altos de los que penden cientos de retratos. En todos ellos se funde tu cuerpo con el rostro de un gato, yo los observo turbado mientas deambulo descalzo por un frío suelo de mármol.



Hoy al salir de la ducha, mientras me secaba, he descubierto la marca de un nuevo arañazo. Aún sangrando,  lo he limpiado con la mano y me he sonreído pensando que por la noche volveré a verte pasar de largo. 

viernes, 18 de noviembre de 2011

DAMIAN BUSCA TRABAJO

Foto: Rubén Cienfuegos http://rubencienfuegos.blogspot.com/

Después de pasarme toda la vida haciendo el mal, ahora resulta que soy demasiado alto para dominar el mundo. Maldigo a mis padres, a la genética y a su trabajo de jornada completa, que me obligó de pequeño, a ser alimentado por mi abuela.

Voy a mandar el currículo a Standard & Poor´s, y como no me cojan la voy a liar muy gorda. 


martes, 15 de noviembre de 2011

LOS LUNARES DE TU ESPALADA

Foto Guille Pando http://puertodenaufragos.blogspot.com/


Contando los lunares de tu espalda me vienen a la mente tus medias de lana y los cuadros escoceses de tu falda, cuando te hacías la ingenua abrazada a tu carpeta y me lanzabas miradas coquetas desde tu trinchera.

Contando los lunares de tu espalda, cuento las vueltas que dimos en Vespa, bajando cuestas de fiesta en fiesta escanciando nuestras risas sobre la hierba, cuando yo aceleraba y tú me apretabas con tus piernas.

Contando los lunares de tu espalda, cuento los veranos fotografiados que guardo en una caja de zapatos, instantes inmaculados que el tiempo ha ido amarilleando.

Contando los lunares de tu espalda, cuento lo que tengo y le resto lo que me falta. La caricia de tu cuerpo bajo las sábanas y tu alma clavada como una daga, horas vestidas de minutos y semanas vestido de luto. El sudor mientras nos amamos, el bebernos los orgasmos, el ahogarnos en suspiros susurrados al oído hasta sacarnos el último gemido, ese último gemido que marca el principio del camino de espinos que te lleva de vuelta a casa con tu marido.




sábado, 12 de noviembre de 2011

NUNCA JAMÁS

Foto: Guille Pando http://puertodenaufragos.blogspot.com/
 
Y me dicen mis amigas que me hago demasiadas ilusiones, que sueño de más, y que quizás, tú no quieras cantar conmigo mis canciones.
Me acusan de inventar, de vivir en mundos paralelos, y me dicen, que al menos, te debería preguntar.
Me recriminan que vuele, me advierten que me voy a estrellar, que es muy  peligroso despegar sólo con un puede, y puede, puede que sea verdad.

Pero yo me aferro a la ambigüedad de tu "nunca jamás", y agarrada a ella sobrevuelo verdes praderas, perfectas para disponer un mantel y una cesta, y compartir contigo mi merienda y tu siesta.
También veo playas eternas, ideales para retozar por la arena, en una de ellas te tropiezas y aprovechamos para juntar mi beso y tu abrazo y amarnos al ocaso.
Oteo blancas montañas, en una ladera se aferra una preciosa cabaña de madera, al calor de la chimenea quemamos desaforadamente nuestras almas, mientras los quejidos que lanzan van empañando poco a poco las ventanas.

Si pudieran ver lo que yo veo, si pudieras ver lo que yo sueño, quizás "nunca jamás" sería sólo un país de cuento, una frase hecha, una broma nuestra con la que reírnos de ellas, mientras me acaricias los pies bajo la mesa.



jueves, 10 de noviembre de 2011

HUELLAS EN LA ARENA

Foto: Guille Pando http://puertodenaufragos.blogspot.com/


Sigo tus huellas por la arena, aunque las haya borrado mil veces la marea.

Huelo las fragancias que desprende tu sedosa melena, aunque el viento ya no silbe entre las hebras.

Surco tu piel bajo mis yemas, aunque hace tiempo que partió en tren hacia otras tierras.

Canto las canciones que me susurraste bajo las estrellas la noche antes de que te fueras, y te replico sin cesar, el mismo estribillo que no me atreví a cantar, cuando en mi garganta se ahogaron hasta las ganas de llorar.

¿Por qué no te quedas? ¿Por qué no te quedas? ¿Por qué no te quedas?



martes, 8 de noviembre de 2011

AL OTRO LADO DE LA ACERA

http://puertodenaufragos.blogspot.com/


El el vórtice de mi propia enajenación todo está en calma y es el mundo el que está rotando a mi alrededor. Desde el centro te veo al alcance de mi mano, aunque sólo soy consciente cuando pasas de largo.

Cuanto más gira y gira la vida, más pienso en Ptolomeo y en mi subjetiva realidad que no aspiro a explicar, sólo desearía ser capaz de predecir el resultado de mi absurda lucha dual.

Tantas veces he alargado mis manos y te he tomado, tantas y tantas veces he juntado nuestros labios, tantas veces he soñado, que me consuelo al evocarlo.

Jamás me has rechazado, nunca me has apartado, no se lo que es deambular mutilado mientras gota a gota tu eterna ausencia brota de mi vida rota.

Tu siempre serás mi princesa en el mundo perdido de mi quimera, ese país mágico al otro lado de la acera.

miércoles, 26 de octubre de 2011

FÁBULA Y AGUA



 Photo by Donald Miralle/Getty Images News


Hoy vi cuestas orgullosas que se erguían, que subían tan alto como las bailarinas y que se precipitaban suicidas sin miedo a su propio final.

 Hoy vi pendientes independientes que te retaban a ser bajadas, hoy vi cometas hechas con tablas y surfistas  convertidos en anclas.

Hoy vi ondas de energía deslizarse silenciosas bajo mis piernas y estallar furiosas contra tierra.

Hoy vi ovillos marinos enroscándose sobre si mismos, vi aguas turbulentas formando remolinos y barquitos de papel apunto de ser engullidos.

Hoy vi como la naturaleza pagaba la recompensa a los que cumplieron penitencia, y a los que lograban no ser presa de una presa que se cernía furiosa sobre sus cabezas.

Hoy vi que San Pedro callaba, y como mandaban las olas que mandaba Poseidón, ellas dictaron las condenas y el perdón, ellas abrieron y cerraron los huecos que dan paso a la eterna salvación.

Hoy vi a un puñado de almas reflejarse en el filo de la navaja, hoy vi bocas abiertas que callaban y miradas extraviadas llenas de palabras.

Hoy vi vidas llenas de gracia donde otros sólo ven fábula y agua.




sábado, 22 de octubre de 2011

SUSPIRO

@RedBrokenMoon[LucyLuna]


Un millón de noches trasnochadas y mil millones de vueltas por la cama susurrándole tu nombre a la almohada. Largos suspiros de madrugada que se escapan por la ventana en busca de tu alma.

Con un suspiro ato al tuyo mi destino, hago mío tu camino, y camino, y te sigo, te persigo, y lo que no obtengo lo imagino.

Con un suspiro transformo la prosa en verso, y con letras redondas dibujo tu cuerpo en el centro de mi universo.

En un suspiro todas la razones y ninguna razón, en un suspiro tu y yo, en un suspiro el grito ahogado de un corazón que te pide un poco de atención para mitigar su dolor.

En un suspiro la ponzoña de mil aguijones que envenenan mis pulmones, embriagándome en tu presencia, aturdiéndome en tu ausencia y quebrándome incesantemente la conciencia.

En un suspiro una gota de agua se bambolea en el filo de una hoja soñando con que se arroja y la recoje al vuelo, en el último momento, su amado caballero.


En un suspiro un millón de anhelos, y tú en todos ellos.




miércoles, 19 de octubre de 2011

CUANDO CLAVO MIS OJOS EN TU AGONÍA




Amo ese momento en que hablamos y callamos, en el que bailan nuestras manos por la pista de nuestras ropas, en el que te toco, en el que me tocas, y en el que se juntan nuestras bocas.

Cuando lo más limpio es jugar sucio, cuando la razón es la enajenación, cuando me falta el aliento, cuando mi reino es tu reino y reinas con firmeza blandiendo el cetro con tu mano regia.

Cuando el rigor te impide pensar en otros, cuando la sangre te nubla el nosotros, cuando te aíslo a empellones y te pierdes con mi hombría en tus sucias ensoñaciones.

Cuando unidos por la mecha, sueñas con que ésta se encienda para poder explotar, cuando me pongo duro y te empujo, lo justo, para que no abandones sin mí este mundo de procacidad.

Cuando una y otra vez, firme y suavemente, te violo la mente, dejándote entre la vida y la muerte sin fuerza ni voluntad, con un verbo inerte que se ahoga en su propio respirar.

Cuando clavo mis ojos en tu agonía y me gritas sin hablar, que te abandona la vida, que ya no puedes más y que necesitas una vía por la que poder escapar.

Es entonces, cuando nos elevo a 1 metro del suelo y te mantengo sin volar, entre el cielo y el infierno, un segundo, un minuto, un pequeño mundo de ingrávida maldad, en donde espero a que te desbordes en un flujo mutuo de sinceridad.    

lunes, 17 de octubre de 2011

EL TUBO DE LA VIDA


Foto: Clark Little 

El mundo se pliega a tu alrededor, el cielo se curva y cae en forma de cascada, por un instante puedes ver cada gota de agua, como baja, como juntas resbalan formando una cortina acanalada que te va arropando como una manta.

De repente la ola estalla, y empieza a suceder todo a cámara rápida, un rugido sordo te persigue y la única salida es un pequeño agujero en movimiento que por momentos está cerca y otros muy lejos.

Un muro balnco te corta el paso, y te atrapa en un abrazo efervescente, mitad agua mitad aire.

Tu voluntad doblegada por toneladas de agua que detonan en violentas turbulencias, hay caos y hay oscuridad, hay silencio y hay soledad, y a la vez un inmenso océano de paz.

A veces abandono mi cuerpo y me veo flotar entre dos aguas, y juraría que en mi rostro hay calma, una media sonrisa, una mueca alegre, y no se, si me río de ver pasar de largo a la muerte, o si me preparo para afrontarla. En cualquier caso me tranquiliza mi semblante, que sólo cambia cuando una punzada intensa en mi pecho me despierta, y me recuerda que tengo que nadar, que ya va siendo de hora de salir a respirar.

Abro la boca y tomo todo el aire que admiten mis pulmones.

Cojo mi tabla, aguién grita, alguién que me vio caer, le devuelvo el grito y me pongo a remar en dirección al canal.

Todo vuelve a empezar.  

viernes, 14 de octubre de 2011

ANDRÓMEDA, PEGASO Y CASIOPEA



Y ahora me río al recordar mis nervios y tu portal, cuando tu eras ínsula por conquistar, una tierra prometida de allende el mar, y yo, un pobre marinero muerto de miedo y temeroso de naufragar.

Un flan en busca de la nata, de la guinda y de la taza, aunque la moneda lanzada estaba trucada, ya que tenía dos caras, siempre podía caer de canto en una grieta del asfalto.

Por suerte la música sonó y comenzó la novela, en la portada una silueta me abría al puerta, y me presentaba unas escaleras torcidas que ascendían, hipnotizado seguí a un envoltorio dorado que, de cuando en cuando, se volvía para mirarme de lado.

Hoy alzo la vista y no hay respuestas, las preguntas cabalgan a lomos de la cometa de mi quimera, mientras los recuerdos que me dejas, atan los cabos que me mantienen en tierra.

Cuando el cielo se tizna y se salpica de purpurina, es el tiempo en que todo toma sentido, desaparecen los hilos y aparecen claros los caminos que dibujo uniendo los astros con mi libre albedrío.

Esta noche, aprovechando la luna nueva, le dibujaré a nuestra hija tu silueta sobre la constelación de Andrómeda. Le diré que algún día ella será Casiopea, y yo, yo seré Pegaso, y ese día estaremos de nuevo todos juntos y podremos escribir las páginas que nos dejaste en blanco.  

   

martes, 11 de octubre de 2011

AUTODESTRUCCIÓN



Por mucho que se empeñe la vida en darte lo mejor, siempre tienes la potestad de echarlo todo a perder, y el derecho a de excusarte en los demás.


jueves, 6 de octubre de 2011

CRUZANDO DEDOS, ABRIENDO LABIOS



CREATOR: gd-jpeg v1.0




Con los dedos cruzados mis labios asediaron las fronteras de tu cuerpo buscando doblegar tus párpados, tratando de que sucumbas con ellos en el mundo de los sueños.

Crucé los dedos y te susurré deseos buscando que arquearas el torso y me ofrecieras el cuello para poder despojarte, uno a uno, de tus jadeos.

Mi lengua se hace miel y resbala poco a poco por tu piel en dirección al querer. Tus manos me aprietan ávidas contra tus entrañas, salta la trampa tus muslos se cierran y me atrapas en tu tela de araña.

De tus labios se escapan verdades que me corroboras con tu verbo, y entre blasfemias elogias que te colme de amor, que no hay nadie mejor, que nadie te lo hace como yo.

Te contemplo orgulloso como yaces plácida sobre la cama, mordiéndote el labio superior. Tu mano derecha se aparta el flequillo de la cara y con el dorso te secas el sudor, justo en ese instante, tu dedo índice se descabalga del dedo corazón... ahora ya no importa, ya sé que nadie te lo hace como yo. 




lunes, 3 de octubre de 2011

BESOS ROBADOS



Fotografía: Eric Bégin http://www.flickr.com/photos/ericbegin/377156649/


Y son los besos que no has dado los que siempre te han acompañado, esos que nunca te han defraudado, los que mil veces has evocado contemplando la luna tras el humo de un cigarro.

Son los que llevas en la cartera en el reverso de una foto vieja, los que anotaste con un punzón en un calendario que nunca cambia de año, y los que adornan una carta perfumada escrita a mano, que guardas en una caja de zapatos.

Son los besos del pasado que no ha pasado, los livianos, los chivatos que delatan a los que te han robado. Son los besos peregrinos de un perenne camino que recorres descalzo, esos que jamás te han traicionado y que nunca te han olvidado.

Más perfectos que un recuerdo, te abrazan por dentro y te templan el cuerpo, pero cada vez que los evocas aceptas su ponzoña, una gota tóxica que creíste innocua, pero que poco a poco te destruye como perfecta droga.  

viernes, 23 de septiembre de 2011

MIL MIRADAS FURTIVAS Y NOVECIENTAS NOVENTA Y NUEVE ESQUIVAS



Antes de que se cerraran las puertas del ascensor sus lenguas chocaron como dos locomotoras endemoniadas, avivadas con combustible etílico y engrasadas con el deseo de mil miradas furtivas lanzadas y novecientas noventa y nueve esquivadas.

Esa noche la música les tiró un lazo que se fue cerrando despacio, hasta que acabaron bailando alma con alma,como le gusta a Sergio Dalma, salvo por el último pasito, que sólo recorrieron tras el empujón de una ronda de chupitos.

Cítrico y salmuera, en la mano propia, en la mano ajena. Tequila de sabor amargo tragado de un trago que transforma el amago en atrevimiento. Consecuencia, la sal es derramada por el cuerpo, y un mochuelo se lanza al vuelo directo al cuello, mientras, el receptor del muerdo le ofrece el limón poniendo boquita de piñón.

Los picos de los tortolitos se juntaron, en un instante mágico que purgó el sistema y puso a cero la cuenta. Se separaron por un segundo y mientras se miraban a los ojos sacaron el guión de un largometraje lleno de pasión, que llevaba mucho tiempo esperando su publicación... ¡Luces! ¡Cámara! y ¡Acción!

Beso a beso, bocado a bocado, el auditorio se fue borrando y con cada abrazo el sonido de la música se fue alejando y el brillo de las luces se fue debilitando. Cuando sólo quedaban ellos dos, una frase les lanzó al exterior "...uff como además folles bien..."

En la segunda planta ya se retorcían los cuerpos buscándose los sexos, los dedos se perdían entre el cabello, y se empezaron a escuchar gemidos y jadeos mientras la adrenalina ascendía mil veces más rápido de lo que la cabina lo hacía.

Las puertas se abrieron y salieron sin mirar, unidos por una voracidad, que sin sentido les hacía girar, desplazándose adelante y atrás, con pasitos de pingüino con pantalones por los tobillos.

Sin separarse traspasaron el umbral y la cosa fue a mas. Todos los planos fuero arrasados por espaldas, nalgas y pies, y no quedó ornato ni decorado en posición vertical. Como un tornado recorrieron las estancias follando, en una tras otra, hasta llegar al baño.

Allí echaron el resto, con crema embadurnaros sus cuerpos y lubricaron aún más sus miembros. Espejito, espejito enséñame su cara mientras la tomo por la espalda. Espejito, espejito dile que empuje y que me siga mirando a la cara, mientras ya pienso en la siguiente jugada, en la que le siento en la taza y lo monto a horcajadas hasta secarle el alma.

La bañera fue el escenario del último acto, de la última batalla de una guerra sexual en la que casi no tuvieron tiempo de disfrutar, obstinados en machacar al rival y obsesionados por no dejarse doblegar.

Un murmullo monocorde de un televisor sin sintonizar, es el canto agónico de la ducha que no para de manar. Dos cuerpos y cuatro piernas yacen aplastados por una atmósfera despojada de salubridad, como peces fuera del agua dan bocanadas en busca de un último aliento vital.

Ese mismo aliento es el que también les había faltado quince años atrás, cuando no se atrevieron ni tan siquiera a hablar.


sábado, 17 de septiembre de 2011

ÁNGEL NEGRO



Un flequillo marrón, negro y dorado, cortado a bocados, hace de albero de unos ojos castaños difuminados por la bruma de un sempiterno cigarro, que se balanceaba temerario, en la comisura de sus labios.

La constelación de casiopea brilla marcada por metales y aretas, en nariz, ceja y orejas, y de fondo, un firmamento de planetas se desperdiga por su rostro en forma de pecas.

De su tobillo derecho nace un tatuaje en forma de enredadera que serpentea por su torneada pierna hasta la cadera. Con un invisible abrazo recorre su estrecha cintura y reaparece en el otro lado, como truco de mago, para seguir trepando por su cuerpo en dirección al brazo. Justo antes de llegar a la extremidad, hace un quiebro en diagonal, y culebrea travieso hasta la base del cuello. 

En mis brazos un ángel endemoniado yace plácido boca a bajo, con las yemas de mis dedos recorro su cuerpo sudado, dibujando principios amargos y finales azucarados. Al final de su espalda, donde mi mano no alcanza se alzan firmes dos nalgas aterciopeladas, que son templadas por la suave luz de la mañana que se cuela por la ventana. 

Se levanta despacio y se sienta de espaldas en el borde del camastro a la vez que me tiende el brazo.

Al incorporarse nuestras manos se van deslizando poco a poco hasta perder contacto, mientras se va alejando en dirección al baño.

Chasca el mechero que hace crepitar la plata mientras el caballero negro se hace etéreo.

Escuchando el bullir del veneno lloro por dentro, roto de amor, muerto de miedo. 



 

viernes, 9 de septiembre de 2011

LÁGRIMAS DE SAL, CORTO PARA EL SURFIlLM FESTIBAL

Os dejo el enlace del corto que hice para participar en el Surfilm Festibal de San Sebastián de este año. Aprovecho para agradecer la colaboración de Isabel Castelao, que le ha puesto voz al texto, y también a Jessica Rasmussen que lo tradujo al inglés para los subtítulos. Gracias a las dos.


Lágrimas de Sal por AmstelSurfilmFestibal

sábado, 3 de septiembre de 2011

TROZOS DE CARTÓN



Los días se suceden como las cartas de una baraja sin comodines, llenos de palos que esquivar, de espadas que tragar, de oros deslumbrantes hechos de cartón y de copas que me ahogan en mi propio sopor.

Me falta aire en la habitación, me sobra todo en el exterior, el camino de baldosas amarillas se me hace eterno, y a la vez me falta tiempo para pensar en un sólo deseo.

Las figuras me contemplan desde el techo con cara de desaprobación ¿Qué ostias miráis? ¿No tenéis reinos que reinar, o príncipes que cuidar, o fortunas que amasar?
Sois todos unos bastardos ilegítimos, e ilegitimados ¿Por qué os creéis con derecho a mirarme de lado? ¿Qué pensáis que estáis libres de ser juzgados?


La Sota de oros baila ingenua, ingenuos la adoran creyéndola crédula, en la pista se forma un corro, su brillo deslumbra en rededor por eso siempre se la follan con gafas de sol. En su mesita de noche unas cuentas brillantes llevan la cuenta de sus amantes, pequeños trozos de estrellas muertas, forman su colección privada de almas por entregas.

El caballo de espadas galopa al viento y con su filo corta cintas carmesí, prometiendo trozos del mismo cielo para ti y para mí. A él siempre le salen las cuentas pues cuenta con cuatro patas y dos piernas, aunque maneja mejor las manos, especialmente cuando las une en forma de cazo.

El rey de bastos bajo su sotana va descalzo, ahora trabaja en la tele desvelando las intrigas de palacio, sus hijas se casaron, sus hijos se descasaron, pero él prefiere dar lecciones al pueblo llano desde su peana de barro.

El as de oros mueve las manos como los magos, con una se atusa su pelo engominado, con la otra da palmadas y va recaudando. Las marionetas se mueven solas y el as, que es conde, nunca se esconde pues le gusta observar el devenir de su obra.


Los efectos del ácido se van evaporando, y las cartas se van mezclando. Me despierto sudado, enredado en un ovillo de estandartes, de escudos y de pendones desorejados de regusto amargo.

Por un momento me encuentro perdido y desorientado y el mundo me parece un vertedero fétido y putrefacto.Una punzada en mi cerebro me recuerda lo que quiero, y todo me vuelve a oler a rosas mientras busco mi teléfono.


lunes, 29 de agosto de 2011

UNA MALETA Y DOS RUEDAS


Me despierta el ruido de la cremallera de tu maleta, acurrucada en la cama trato de seguir en la frontera de la realidad y los sueños, justo en ese momento en que todo puede ser verdad y nada es cierto, en el que nunca hay despedidas y todo es encuentro, en el que siento tu calor habitándome por dentro.

El sonido de las ruedas me desvela, me quedo quieta a la espera, dudas y miedos deseando no oír la puerta... nunca se si te vas o te quedas.


sábado, 27 de agosto de 2011

TUS OJOS SON LOS MÍOS






Tus ojos son los míos. Una pradera de sueños mecidos por el viento, un mar de anhelos que titilan en el puerto, un susurro de sirena que surca el cielo.

Tus ojos son los míos. Una cascada de deseos que se precipitan por mi cuerpo, un grito del libido que me bulle por dentro, un aullido de lobo proyectado al firmamento.

Tus ojos son los míos, y en ellos veo paraísos perdidos en los que encontrarme contigo, recovecos en los que hablar con los dedos y callar con los besos, sinuosos corredores en los que el tiempo corre al ritmo de los choques de nuestros cuerpos.

Tus ojos son los míos, y en ellos veo renglones torcidos escritos con el trazo de la tiza de un niño, veo un velero vestido de retales zurcidos con el hilo del cariño, y veo un camino vacío que quiero llenar contigo.

Tus ojos son los míos y en ellos veo el reflejo de un viejo faro, en el que dos ancianos se cogen de la mano mientras contemplan callados el pasar de los barcos.

miércoles, 24 de agosto de 2011

SALTY TEARS

My wounded soul awakens clinging to the shelter of the bay, I don’t want the day to break, the farewell to arrive.

Sadness engulfs my body and she slithers through my bones, exhausted by the fight, I escape and I leave her to shiver.

Two ropes and a board hang from a broken branch while the wind whispers tales through the leaves, tales of cradled children and laughter lost amongst the tall field grass.

Running barefoot, grandmother shouts ¨stay out of the puddles¨. Two curious faces peer over into a tadpole’s world, spreading chaos as they stir up the bottom with their little hands.

Today the puddles are dry and the photograph is missing a little girl and an old man, tears, mud and bitter endings, the fate for us who carry on.

The good times are but a distant past and today even my memories betray me, cutting so deep they break me inside. I don’t want the good to hurt, the tenderness to wound, that the most innocent of feelings leave my chest heavy, leave my mouth dry.

Sailors have a saying that land inflicted wounds are cured by the sea, the salt heals the wounds and the ever breaking waves spray your face so you cannot cry.


Gracias a Jess por esta bonita traducción.

lunes, 22 de agosto de 2011

VALOR




Hoy el médico le recomendó, que le convendría dejar el tabaco.

No se atrevió a confesarle que siempre había querido fumar, pero que nunca había tenido el valor de comenzar.

De vuelta a casa, entró en una farmacia y se compró unos parches de nicotina que le hicieron sentirse mucho mejor.

viernes, 12 de agosto de 2011

DIEZ AFORISMOS DE AMOR






El amor es la expresión máxima de la empatía, pero su radio de acción está muy acotado.

No se puede amar a quién no se conoce.

El amor se inventa lo que desconoce.

El amor es irracional y es la fuerza que mueve el mundo.

Es muchísimo más creativo el desamor.

Es fácil odiar a quién no se ama, más aún a quién se amó.

El primer amor mata al niño.

Es más fuerte el amor consanguíneo que el sexual.

Puedes estar enamorado del amor.

Estoy enamorado y lo voy a estar más.

miércoles, 10 de agosto de 2011

El Papa se parece al papa.


Definición

EL PAPA: Jefe de Estado de una Monarquía Absolutista en la que una única persona ostenta los tres poderes (legislativo, ejecutivo y judicial). Al ser una teocracia, se gobierna en nombre de una fuerza superior, de la que se declara su representante en la tierra.

Funcionamiento de un Mini-Estado, ejemplos prácticos
Fuerza suprema que rige el sistema: "Por mis cojones"

Poderes básicos (legislativo, ejecutivo y judicial): "O te comes las lentejas, o las meriendas, y si no las cenas", "Como llegues más tarde de las doce no sales en un mes"

Voto de pobreza: "¿Veinte euros? veinte ostias te voy a dar"

Poner la otra mejilla: "tú sigue que todavía te cae otra"

Querer al prójimo como a uno mismo: "y deja de llorar, que más me duele a mí"

Predicar con el ejemplo: "Cuando seas padre comerás huevos"

Corolario

¡Hay padre! Cuan ignorante era en aquellos días en los que temeroso trataba de huir cuando me reprendías, cuando jurabas en arameo y yo me encerraba en el trastero. Temeroso y falto de miras pensaba que sólo ejercías la sinrazón de la violencia represiva, ahora ha cambiado mi perspectiva y se que simplemente aplicabas la Eucaristía. Por eso, ahora estoy dispuesto a aceptar sumiso la paliza, sólo me gustaría presentar una súplica, y es que cuando lo hagas, te pongas una sotana, así tus ostias me parecerán más cristianas y el dolor será más llevadero, no porque me ayude a sentir el amor verdadero, ni porque arrepentido me acerquen tus bendiciones al cielo, sino porque las tortas duelen menos si te vas riendo.

Apostilla

Me he ido a vivir sólo, por lo que, de momento, aplico la democracia. Bienvenido a la República Independiente de mi casa.

sábado, 6 de agosto de 2011

UNA TABLA Y DOS CUERDAS



Amanece mi alma herida amarrada al abrigo de la bahía, no quiero que despunte el día, no quiero que llegue la despedida.

El lamento envuelve mi cuerpo, y serpentea alevoso por mis huesos, exhausto de tanto luchar, me evado y lo dejo tiritar.

Dos cuerdas y una tabla penden de una rama rota mientras el viento susurra historias entre sus hojas, historias de niños acunados y de risas perdidas entre las hebras del campo.

Los pies corren descalzos, la abuela grita ¡No os metáis en los charcos! Dos rostros curiosos se asoman al mundo de los renacuajos y siembran el caos agitando el fondo con sus manos.

Hoy los charcos se secaron y en la foto faltan la pequeña y el anciano, lágrimas, fango y finales amargos es el sino de los que avanzamos.

Hace mucho que se fueron los buenos tiempos y hoy me traicionan también los recuerdos, que lacerantes, me quiebran por dentro. No quiero que duela lo bueno, no quiero que hiera lo tierno, no quiero que el más puro de los sentimientos me constriña el pecho y me seque el aliento.

Espero que llegue el momento en que se haga soportable la herida y pueda evocar con alegría aquellos días en que mi abuelo me llevaba de la mano mostrándome la vida.


miércoles, 3 de agosto de 2011

RED




Ketty se había divorciado hacía 6 meses y desde entonces no habíamos podido quedar, me enteré de lo suyo como un par de meses más tarde, y cuando la llamé, ella estaba en las islas Scheichelles, en una escueta conversación telefónica me comentó que estaba descansando tras haber arreglado todos los papeles de la separación, que ya me llamaría a la vuelta para quedar.

Su llamada, un par de semanas más tarde, coincidió con el ingreso de mi padre en el hospital, le operaban al día siguiente de la próstata y quedamos que la llamaría cuando estuviera menos liada, pero un ingenioso plan de despidos voluntarios de mi empresa aplazó el encuentro varios meses más, un plan que avalado por el articulo 33 nos planteaba unos horarios de trabajo aleatorios y totalmente arbitrarios, encaminados a doblegar la voluntad de los menos necesitados, mientras el resto nos aferrábamos a la grupa de un toro desbocado, que trataba de sacudirnos de su lomo y de rematar, a los que iban cayendo, con el rabo.

Por fin nos citamos en una cafetería de la Calle Ortega y Gasset, aprovechando que ella iba a recoger unos encargos y a mi me quedaba cerca del trabajo. De camino no podía parar de pensar el en shock, Borja y Ketty divorciados, un matrimonio tan ideal, siempre juntos, siempre tan perfectos, con sus cuatro hijos monísimos de la muerte, sus pisazos llenos de criados y de baños, lo de los baños siempre me ha llamado la atención, siempre he soñado con tener uno para mi sola. Nosotros compartimos uno para cuatro y de criada, de momento estoy yo, aunque el día menos pensado lo mandaré todo al carajo, no se cómo ni cuándo, de momento me vale sólo con pensarlo.

Desde que conocí a Ketty en la universidad siempre la había admirado, su belleza, su estilo, su seguridad en vivir la vida de la manera “correcta” para que siempre le sonriera, y así le fue sucediendo, por lo menos hasta ahora. Mucha gente la criticaba y la tachaba de snob y de superficial, yo lo achacaba a la envidia y a que no la conocían. A mi, ella siempre me había tratado bien, siempre se había preocupado por mí, siempre me había escuchado y a mi me encantaba escucharla a ella y soñar despierta con tener sus problemas.

Ésta vez, me iba a tocar consolarla y aconsejarla, algo para lo que me sentía preparada, y que en cierto modo me gustaba, pues esta situación invertía los roles de nuestra relación. Tenía preparados los tópicos de siempre, como “la vida no acaba”, “comienzas una nueva etapa”, “aquí me tienes para lo que haga falta” y luego según fuera la conversación ya iría improvisando, una voz me sacó de mis tribulaciones

- ¡Rosa! Aquí

Ketty agitaba la mano izquierda sentada en una terraza, mientras con la derecha apoyaba el móvil contra su oreja.

- Luego te llamo, venga, chao. Ay hija, si no lo hace una parece que no saben, pero ven, dame dos besos y siéntate. Qué ganas tenía de verte, pero chica es que no paro, la mudanza, los niños que me llaman para todo ¡Ay! perdona, que no te pregunté ¿Qué tal tu padre?

- Bien, ya está mejor, bueno mejor de la operación, porque ahora se le está yendo la cabeza y mi madre ya no está para cuidarlo, no sé si los tendremos que llevar a una residencia, porque en mi casa no cabemos, pero yo me muero de pena, y así andamos, pero bueno, hoy no te quiero contar yo mi vida ¿tú qué tal? ¿cómo lo llevas?

- Fenomenal, estoy encantada con la casa para mi sola, bueno, aunque últimamente no estoy sola ni un día, a los niños les ha dado por acordarse de que tienen madre y no paran de visitarme, si no es la pequeña es el mayor, y sino alguno de los otros dos, que como por suerte, Nicolás y Joaquín están fuera sólo vienen los puentes. Pero por lo demás todo muy bien, Borja se quedó con el piso del centro, que le queda más cerca del trabajo y yo con el chalet, que estoy pensando en reformarlo.

- ¿Entonces lo llevas bien?

- Que sí mujer, si lo sé le hubiera pedido yo el divorcio antes, porque lo del lío de la secretaria hacía tiempo que lo sabía, pero aguanté por los niños, ya sabes, ahora el problema lo tiene él, a ver como le cuenta a la secretaria que se ha enamorado de otra. Qué ganas de complicarse la vida con el amor, para mi el amor de mi vida ha sido él, me ha dado 4 hijos maravillosos y siempre le querré, pero ni se me ocurriría enamorarme a estas alturas de un señor, no hija no, para eso me compro un perro, y porque tengo finca, y no lo tengo que sacar de paseo, que sino, ni perro ni nada.

- Bueno Ketty, es normal que ahora pienses eso, pero ya verás como con el tiempo cambias, aunque sólo sea por darle una alegría al cuerpo.

- ¡Uy! ¿Por sexo? Pero si para eso ya no hace falta enamoramiento, eso era en otros tiempos, cuando nosotras éramos jóvenes e inocentes, vamos, tontas. Hace un mes, conocí a un chaval de 35 años, guapísimo, amable, atento, un par de veces por semana me da un repaso que me quedo en la gloria ¿Conoces los masajes con “final feliz”? pues éste me lo hace al revés, después de follarme me da un masaje que me deja muerta, cuando me despierto sólo me encuentro una nota en la almohada que me dice “hasta el jueves” los martes, y “hasta el martes” los jueves. Una maravilla, lo único que merece la pena de los hombres en su dosis justa y sin efectos secundarios. Deberías probarlo.

- Sí mujer, ¿Y Ramón?

- Ramón que lo pruebe también y que te deje un poquito en paz.

- Si, en paz, en paz, ya me deja, pero ¿Tú me ves a mí yendo a ligar a un bar, a estas alturas de la vida? Yo la verdad no.

- ¿Pero qué ligar ni qué bar? Si esto se hace por Internet, a mí me lo enseñó mi amiga Carmen, Titina, te das cuenta, la que estaba con Román, la de los caballos.

- Ah, sí, Titina.

- Pues esa, un día me envió un mail en el que me decía:

“Hola Ketty, ya me enteré de lo de tu marido, no te voy a sermonear ni quiero quedar para llevarte pañuelos y que te seques las lágrimas con ellos, sé que eres una mujer fuerte y que esto lo vas a superar. Como lo de que la mancha de una mora con otra verde se quita, es una chorrada como un piano que le sirve a los pusilánimes que no saben vivir solos, te voy a recomendar un entretenimiento que te va a venir bien, por lo menos, para que te vitalices por dentro, sin complicarte por fuera. Tú sólo pincha en el enlace “http://tinyurl.com/twoherartsinvitation098735"El enlace, resultó ser de una página de solteros y solteras, como una red social pero muy exclusiva, en la que metes tus datos, tus gustos, tus aficiones, como te gustan los hombres, o las mujeres, si buscas relación, si sólo quieres amistad… y al final eliges si quieres ser “Escogible” o “Escogedor”. Si eres “Escogedora” nadie puede ver tu perfil, y tu puedes ver el perfil de los “Escogibles”. Si eres “Escogible” entonces tu perfil es público y se pueden poner en contacto contigo tanto “Escogibles” como “Escogedores”. Además, el sistema te ordena, según la afinidad con tus gustos y tu perfil, a los candidatos más compatibles.

- Ay mujer, pero a mí me da cosa.

- Ni cosa, ni coso, yo te mando la invitación y te metes, pones que quieres ser “Escogedora” y miras sin ningún compromiso, si no te gusta te borras y ya está, ya verás como aunque sea, te echas unas risas cotilleando, no pierdes nada, y mira, a mi me salió Jaime el primero en la lista, ya sabes, el de los “happy end”, y que quieres que te diga, me da la vida.

Tras un par de cafés más, nos despedimos con la promesa de vernos sin dejar pasar tanto tiempo, y me volví al trabajo. Esa noche, durante el trayecto de vuelta a casa en metro, repasé el encuentro, de cómo había acudido dispuesta a socorrer a una amiga y de cómo su entusiasmo le había dado la vuelta a la tortilla, de cómo sus “no-problemas”, ni ficticios ni reales, hicieron que tuviera que tragarme el discurso que tenía preparado, dejándome un regusto amargo, pues sólo me quedó mi vida para pasarlo.

Al llegar a casa, agradecí, que hoy fuera uno de los pocos días al año que me encontraba sola en casa, bueno, que estaba sola, porque sentirme, hacía bastante tiempo que me sentía sola, que me sentía como un capitán de un barco sin tripulación, sola con unos polizones, tan dependientes y vagos, como faltos de empatía.

Ramón estaba fuera por motivos de trabajo, y los niños estaban en el pueblo con mis suegros. Cené viendo la tele en el salón, pero sin prestarle mucha atención, escuché algo de que Marlen Esteban, acusaba a su expareja, el famoso cantante Luis Manuel, de no pasarle la manutención que había fijado el juez, todo ello en un tono irritante, mientras el resto de los participantes en el guirigay, trataban de imponer sus tesis, por el método de el que más grite más razón lleva, convirtiendo el programa en una espiral de sinrazón que me llevó a apagar definitivamente el televisor.

Me serví un vino blanco bien fresquito, le di un sorbo de pie frente a la nevera, guardé la botella, cerré la puerta, y me dirigí al dormitorio de mi hijo el mayor, con la copa en la mano. Antes de sentarme frente a su ordenador, apuré otro trago, la posé en la mesa y mientras me reclinaba sobre la silla apreté el botón de “on”. La melodía de inicio de Windows, me sorprendió dándole un tercer, y casi definitivo, trago al Alvariño. Abrí mi correo y me encontré 6 mails sin leer, tres eran del pesado de Javier, mi compañero de trabajo, que no hacía más que enviar tonterías, vídeos de gente absurda, o chistes machistas sin gota de gracia, o un mail que deberás de reenviar a 20 de tus contactos para no romper la cadena y que un niño en Guatemala pueda encontrar a su madre. Otro de los 3 emails restantes era de Hotmail, el otro me ofrecía viagra y por último encontré el que buscaba, el que Ketty me había enviado con el encabezado “No seas tonta, no pierdes nada. Besos Ketty” el cuerpo era una simple línea en color azul subrayada sobre la que hice un clic con el botón izquierdo del ratón "www.tinyurl.com/twoheartsinvitation098735"

Se abrió una página de fondo blanco, en la que las palabras “Two Hearts” ocupaban la totalidad del ancho superior, justo bajo ella y en color escarlata, rezaba la frase “Dos corazones para un sólo amor”, en una columna en el margen izquierdo se sucedían una serie de fotografías de chicos y chicas jóvenes que se agrupaban en cascada bajo el título “Chat en vivo”. Un menú central compuesto por varios botones rectangulares: Regístrate, Últimas noticias, Testimonios, Accede. A su derecha una fotografía de una mesa redonda vestida con un mantel negro, en la que destacaban unas apetecibles viandas iluminadas con la luz indirecta de dos velas, a cada lado de la escena dos siluetas enfrentadas se disponían a brindar. Bajo ellos se anunciaba “Gana un fin de semana romántico”. Justo debajo, y parpadeando, se infería de nuevo “Regístrese ahora”.

Me sentía nerviosa, como apunto de hacer algo prohibido y sucio, seré mojigata, me reí de mi misma, situé el puntero del ratón encima del botón de “Registro”, apuré el último trago y presioné con el dedo índice de mi mano derecha.

Un formulario se desplegó en vertical y lo fui rellenando, primero se pedían los datos personales normales, edad, nombre, dirección, etc. y muy seria, como si de un formulario oficial, completé los campos. El siguiente bloque era el de los gustos y aficiones, las respuestas a estas cuestiones fueron mas meditadas lo que me hizo ser políticamente correcta respecto a mis respuestas. Ahora tocaban las predilecciones sobre la pareja buscada, en esta sección se me instaló en la cara una sonrisa tonta mientras tecleaba. Finalmente tuve que escoger si deseaba ser “Escogedora” o “Escogible”, obviamente marqué la opción de “Escogedora” y acto seguido me levanté a la cocina a servirme otro trago.

A la vuelta, releí lo que había puesto con una sonrisa tonta, mientras asentía con la cabeza confirmando mis criterios. Rosa, 51 años, casada, ama de casa, soy extrovertida, me gusta el cine, bailar, pasear, prefiero el campo a la playa. Pareja ideal: romántico, sincero, divertido, espontáneo y caballeroso, edad entre 45 y 55 años, que le guste dar masajes y salir al cine, y cenar… ¿y a quién no le va a gustar alguien así? Pulsé “OK” y apuré la copa.

La página se quedó en blanco en el centro apareció un corazón que aumentaba y disminuía de tamaño, simulando latir, bajo él, una barra de progreso 1, 2, 3, 4, 5% y al pie de la misma la frase “Buscando Afinidades, por favor espere”. Mientras buscaba me puse a pensar en lo que le faltaba al formulario, todas las pequeñas cosas que día a día convertían a un príncipe azul en un parásito marrón… ¿y si ronca?, o le huelen los pies, o prefiere ver el fútbol antes que hacer cualquier otra actividad social ¿Pondrá excusas para no ir a comer con mis padres? O dejará todo sin recoger hasta que lo haga yo, y luego seguro que será el típico que alardea en público que ayuda en casa ¿Ayudar? ¿Habrá expresión más machista? La sonrisa se me fue borrando, otro trago, 35, 36, 37% parece que tarda en cargar, mejor que busque bien, y que no me salga uno de esos que están obsesionados con el deporte, y que desaparecen los domingo enteros para irse a cazar, o a pescar o a navegar a vela, o peor, esos que se quiera llevar a la familia entera al monte ha hacer rutas, haga sol, truene o llueva. Con el ceño fruncido le di otro sorbo al vino, 66, 67, 68% ¿No será de los que se para a la vuelta del trabajo a tomar algo? primero una cerveza de vez en cuando, con los años un vinito a diario, hasta que sin darte cuenta comienza a llegar todos los días borracho. 89, 90, 91% Apuré la copa y la apreté con fuerza en mi mano, un sudor frío empezó a recorrerme el cuerpo, me comenzó a entrar el pánico, y es que, en este mundo moderno con su informática y sus avances, sus infinitas posibilidades de relacionarse, nada me garantizaba nada, mas bien todo lo contrario, ya que se hace más fácil el engaño. Con sus decorados digitales, sus melodías descargables, sus perfumes virtuales y sus múltiples opciones personalizables, te hacen ir configurando el cebo que quieres morder, para al final caer atrapada en una red que tu misma acabas de tejer.

De un brusco tirón desenchufé el ordenador ante la horrenda posibilidad que me saliera en la pantalla la foto de otro Ramón, si de otro, porque el mío ya se que no, no porque creyera a ciegas en su fidelidad y su amor, que iba a ser que no, sino porque es tan zopenco que no sabe ni coger el ratón.

lunes, 4 de julio de 2011

SUPERHÉROES




Quiero jugar a un juego nuevo, ya me cansé de los mismos de siempre, tengo la impresión de que nunca gano, no se si soy tan malo, o quizás, es que no se jugar.

Salto la cuerda al compás, sigo saltando hasta que no puedo más, si me paro la cuerda me da, si no paro no llego a ningún lugar.

Me columpio con ritmo, balanceo el cuerpo y voy coginedo velocidad, cada vez más impulso para desplazarme sin viajar.

Subo la escalera, primero los brazos y luego las piernas, me siento en la cima y me deslizó por el tobogán, toco el suelo y vuelta a empezar.

Aprendí jugando a no ir a ningún lugar mientras me incitaban a creer en la magia, a soñar con galaxias lejanas, o con pociones mágicas que otorgaban fuerza descomunal.

Crecí distraido en un mundo irreal. Un día, sin preguntar, me quitaron la capa y ahora ya no puedo volar, me limito a conducir amargado cada mañana, por el atasco de la capital. Sin escudos, sin antifaz y sin las gafas de ver desnudas a las ninfas que cruzan eteras las aceras de la ciudad.

Cierro los ojos y veo las manecillas de los relojes correr hacia atrás, me deslizo por un mundo estático y voy rectificando los errores de mi ingenuidad. Con la mente muevo cuchillos afilados que no me atrevo a empuñar y sueño con impactos certeros en la mediocridad.

Luz verde, salgo del letargo, avanzo quince metrós más... Ámbar, rojo y vuelvo a parar.

Estancado en la linea central miro a los lados observando a mis compañeros de patrulla, los superhéroes de ciudad que se desplazan ocultos en sus ataudes de metal. El único atisbo de don que parecemos poseer es el de la invisibilidad.




sábado, 25 de junio de 2011

TICO-TICO




Dulce es el efecto del dulce afecto, dulce es el encuentro, dulce es el recuerdo.

Dulce es la señal que me encuentro en forma de caramelo, dulce es el gusto de tus gestos, dulces son las señales de mi cerebro y dulces son los Tico-Ticos de sabor a beso.

Dulce es tu nombre escrito con tiza en el suelo, dulce es el aire que peina tus cabellos, dulces son los deseos que recorren mi cuerpo.

Dulces son los sueños de un pastelero que se duerme cada noche contando tocinillos de cielo.

Dulce eres tú, y yo... yo soy diábetico.

SOBREVOLANDO EL TIEMPO




Una de las cosas que más me gusta de los aviones es que te den la prensa. Normalmente viajo en Business, pero hoy por primera vez en mucho tiempo, no. Perdido en mitad de la clase turista, tanto física como mentalmente, mi mayor preocupación me la transmitía el ver como la azafata repartía diarios, y como poco a poco, se les iban acabando tanto los ejemplares, como las opciones de escoger periódico, por lo que se me hizo eterna su llegada, hasta que por fin me preguntó:

- ¿El Mundo o La Razón?
- Deme El Mundo, gracias.

Me sumergí entre sus páginas, y viajé por su austera tipografía acompañado de su tacto áspero, mientras un entrañable olor a domingo me acariciaba la cara cada vez que pasaba página.

Saboreé cada artículo con calma, con concentración exquisita, y sufriendo un poquito cada vez que pasaba página. Tenía por delante un viaje largo, y a la espectativa un suceso amargo.

"Destacado empresario aparece muerto en extrañas circunstancias"

Su cuerpo fue encontrado en su vehículo totalmetne calcinado en un polígono industrial de Getafe.

La polcía sigue investigando, y está a la espera de los pertinentes análisis del laboratorio y del instituto forense.

El conocido empresario de 49 años residía en el barrio de La Moraleja de Madrid, tenía esposa y 4 hijos..."

Lo releí una o dos veces, cerré el periódico, lo plegué por la mitad, lo puse en mi regazo, apoyé mi cabeza en el marco de la ventana y me perdí en los recuerdos, mezclados con la imángen de un coche consumido por las llamas... pobre Mariví, empecé recordando la época de la facultad, el primer día que la vi, en la cinta blanca que le recogía su pelo negro, en los libros apretados sobre el pecho, en sus planes disparatados, que bien mirados no lo eran tanto, en aquella sonrisa que hoy la vida le habría borrado de un plumazo. Veinticinco años casados habrían hecho el próximo año, que bien lo pasamos en aquella boda, cuánto bailamos, que pintas con los trajes acampanados, las patillas y los bigotes largos que algunos no se afeitaron. Luego los niños, primero Andresín, que rico era, muy tranquilo y calmado, tan correcto y educado, ahora estaría viajando desde Londrés, en donde estaba trabajando. Pablo, el terremoto, "El Pulga" lo llamabamos, que guerra dió, ahora está más tranquilo, acabando la carrera de Publicidad y Relaciones Públicas, a ver si lo caza una mujer que lo amarre corto. Las gemelas, Lucía y Carla, vinieron sin esperarlas, bueno sin buscarlas, pobrecillas, 15 años lo que estarán sufriendo.

Cogí de nuevo el periódico para ocular mis lágrimas, me sequé con la manga y comencé a pasar páginas, por pasar y sin ganas hasta que me di de bruces con las esquelas, tan frías, tan austeras y tan politicamente correctas.

Había unas cuantas, del club de golf, de la asociación de empresarios, de sus amigos, de la familia... todas comenzaban igual Júan José López de Madariaga, Júan José López de Madariaga, Júan José López de Madariaga, que raro sonaba leer mi nombre en aquellás páginas.



martes, 14 de junio de 2011

DEL CAMPO



Doce rosas y trece losas al rededor de la fosa.

Doce lágrimas ruedan, doce puños aprietan un puñado de tierra.

Doce docenas de penas sin respuesta, doce sumas y una resta.


El camposanto reclama su precio, Del Campo recibe nuestro aliento.


lunes, 6 de junio de 2011

Julián Yáñez "El Queima"


Dolor en lo desconocido, angustia en el camino de una sola dirección que recorres sin explicación, sin justificación y sin rencor.

Despojado de lo dulce, de lo amargo, de lo amado y de lo odiado te vas de nuestro lado y nos dejas abandonados y desencajados.

Lo único seguro es que lo inescrutable sorprende, y nos prende la desazón en el vacío de un corazón que es gobernado por la ciega razón.

Las mismas preguntas, las mismas respuestas, chocan contra unas puertas sin cerradura, tan altas y opacas como el destino de quienes nos precedieron en cruzarlas.

Al otro lado cabe todo lo que quieras imaginar, todos tus anhelos y todos tus deseos. Yo veo a un Queima sonriente tomando birras con sus amigos los meros y surfeando olas de 200 metros.

Descasa en paz amigo.

miércoles, 1 de junio de 2011

UN CORTADO Y UN CIGARRO



El gris ralentizó el despertar de una mañana de orbayo, dejando el día como pausado, y tiñendo de blanco y negro el ánimo.
El verme obligado a dejar la bicicleta aparcada y a conducir sentado sobre cuatro ruedas y enclaustrado en chapa, no ayudaba.
El limipaparabrisas en su marcha lenta se bambolea hipnotizante de lado a lado, inconscientemente le acompaño, y asiento con el movimiento de ir negando.
Negando busco aparcamiento, negando introduzco mis euros en las huchas del ayuntamiento que te engañan, que te venden un tiempo que se lleva el viento.
Sigo negando mientras espero por el impreso, y lo que no espero es que me devuelva el dinero, ahora si que niego, y juro en arameo.
¡Ups! sorpresa en el cajetín, no hay una, sino dos monedas, una mía que vuelve a recorrer la vía y dos euros relucientes que me dan los buenos días, y que meto en la cartera con una sonrisa.

Deja de llover.

Peinaba un pelo cano, largo, de raya de medio lado y las puntas del color del filtro usado de un cigarro.
Vestía austero pero correcto, la chaqueta de un traje, que como él, había vivido mejores tiempos. Planchado, con los codos parcheados y con los botones, siempre abotonados.
Solitario, callado, paseaba con los hombros gachos y las manos abrazadas a la espalda.
En su cara había más vida de la que marcaba su cumpleaños y en su vida más años de los que quería.
Le observaba desde aquel día que se sentó a mi lado en la cafetería, y por simple pasatiempo, comencé a reconstruir su vida, a elucubrar sobre su pasado y a imaginar los giros del destino que le habían llevado a ser, ese hombre solitario.
A veces lo imaginaba viudo, otras enamorado del amor equivocado, o a veces, equivocado en el trato de su verdadero amor, que harta de desprecios un día lo abandonó. Hijos en otros continentes, o encarcelados, o quizás inexistentes pues la vida se los había negado.
Siempre lo veía recorriendo la ciudad, buscando una propina dentro de una cabina, o algún emolumento en las máquinas del aparcamiento... pero jamás pedir limosna ni mendigar.
Yo lo imaginaba con una escasa retribución que le daría para una humilde pensión y una justa manutención, y su vicio era hurgar por los resquicios para pagarse un café y un pitillo.

Cafetería.

- Ponme uno sólo.
- Marchando. Por cierto ¿te acuerdas del señor de pelo cano?
- Si, el de los cortados y el cigarro.
- Si el callado. Pues se murió el mes pasado.
- Vaya por dios, ya me parecía que hacía tiempo que no le veía. ¿Qué le pasaría?
- Se moriría de pena
- Entonces no se murió, lo mataron. ¡Cóbrame!

Abrí la cartera y entre las monedas, resplandecieron los dos euros de la máquina de la mañana.

Pausa.

Miré al cielo sonriendo por dentro, hice media reverencia y le di las gracias por el café.

Ese día fue el último que pensé en él.