sábado, 3 de diciembre de 2011

GENTE INDIFERENTE

Foto Guille Pando http://puertodenaufragos.blogspot.com/

 El tiempo es un pesado compañero con el que entre un no quiero y no puedo a diario me peleo.

Un muro mudo hecho con corazones de cartón forma las exiguas paredes de mi habitación, yo te veo y tú a mí no, tú me miras y yo a ti no.  

Apartado del camino, me cambiaron los amigos, me convirtieron en invisible para los vivos y me degradaron de hombre a mendigo.

Obligado a buscar mi destino en el fondo de un brik de vino, camino el camino, que has hecho mío, con tus ajados zapatos y tu cotidiano olvido.

El calor de un fuego avivado con alcohol templa mi interior y mitiga mi dolor, lo justo, para evocar un pretérito perfecto, en el que el protagonista era yo.

2 comentarios:

Sensaciones dijo...

a veces esa gente indiferente nos enseña en el tiempo lo duro de la vida que no queremos ver...

me gustó cómo lo explicas, cómo haces del tiempo una pelea entre el presente y el olvido...

Un beso!!

Fernando Ferrao ]0[ dijo...

Gracias Sensaciones