miércoles, 21 de diciembre de 2011

APUÑALÁNDOSE EL ALMA

Foto de http://www.deviantart.com/


I

Entre el delito y el pecado te hallo, entre el cuento y el hecho te acecho, entre lo correcto y el deseo me peleo, y cada vez que te veo, recorres mi cuerpo haciéndote fuerte dentro.

II

En el horizonte el sonido creciente de unos tacones anuncian una tormenta de la que sólo yo me hago eco, sólo yo me tenso, sólo yo veo como el mundo se pausa mientras pasas, sólo yo recibo la andanada, sólo yo, y luego nada.

III

Suspiros hechos llamas, palabras hechas espadas, saliva densa como la lava que se desliza lacerante por mi garganta, llenando mi alma con todo el vacío de lo que me falta. 

IV

Nada evitará que esta noche seas mi amada cuando a solas me apuñale el alma.











6 comentarios:

aina dijo...

Muy buenos versos, de los cuatro no sabría cuál elegir como favorito.

Fernando Ferrao ]0[ dijo...

Tan grata como inmediata, gracias Aina.

sensaciones sensation dijo...

y vivir en el pecado de sentirte ...

qué Sensación más sublime me dejas, aún cuando se trata de apuñalarse con algo tan hermoso como es el amor.

Un beso!! me encanta venir

Fernando Ferrao ]0[ dijo...

Gracias Sensaciones, y tranquila que el apuñalamiento es metafórico ;)

La verdad que en tu forma de escribir yo también me encuentro muy agusto.

Jo dijo...

esto es como masoquismo. Ya quisiera yo lacerarme con versos como estos...

Fernando Ferrao ]0[ dijo...

De momento el que se lacera es el protagonista, lo que no se Jo, es si quieres ser la protagonista o la provocadora... sea como sea me alegro que te haya llegado.