lunes, 22 de agosto de 2011

VALOR




Hoy el médico le recomendó, que le convendría dejar el tabaco.

No se atrevió a confesarle que siempre había querido fumar, pero que nunca había tenido el valor de comenzar.

De vuelta a casa, entró en una farmacia y se compró unos parches de nicotina que le hicieron sentirse mucho mejor.

3 comentarios:

aina dijo...

No sé si lo he entendido. Pero diría que el paciente sufre de ansiedad y el médico es de la seguridad social: 5 minutos= 1 diagnóstico.

Fernando Ferrao ]0[ dijo...

Yo tampoco entendí a este hombre, pero no se puede tratar de entender a todo el mundo en todo momento.
Él ahora es feliz y yo también ;)

chordialonso dijo...

Que buen médico… de estos ya quedan pocos… ir al doctor y no salir con más dolencias que la que llevabas es todo un triunfo… jeje.. Un abrazo!