lunes, 17 de octubre de 2011

EL TUBO DE LA VIDA


Foto: Clark Little 

El mundo se pliega a tu alrededor, el cielo se curva y cae en forma de cascada, por un instante puedes ver cada gota de agua, como baja, como juntas resbalan formando una cortina acanalada que te va arropando como una manta.

De repente la ola estalla, y empieza a suceder todo a cámara rápida, un rugido sordo te persigue y la única salida es un pequeño agujero en movimiento que por momentos está cerca y otros muy lejos.

Un muro balnco te corta el paso, y te atrapa en un abrazo efervescente, mitad agua mitad aire.

Tu voluntad doblegada por toneladas de agua que detonan en violentas turbulencias, hay caos y hay oscuridad, hay silencio y hay soledad, y a la vez un inmenso océano de paz.

A veces abandono mi cuerpo y me veo flotar entre dos aguas, y juraría que en mi rostro hay calma, una media sonrisa, una mueca alegre, y no se, si me río de ver pasar de largo a la muerte, o si me preparo para afrontarla. En cualquier caso me tranquiliza mi semblante, que sólo cambia cuando una punzada intensa en mi pecho me despierta, y me recuerda que tengo que nadar, que ya va siendo de hora de salir a respirar.

Abro la boca y tomo todo el aire que admiten mis pulmones.

Cojo mi tabla, aguién grita, alguién que me vio caer, le devuelvo el grito y me pongo a remar en dirección al canal.

Todo vuelve a empezar.  

4 comentarios:

Nuda Veritas dijo...

Eres muy valiente o muy kamikaze (no sé) para enfrentarte al mar así.

Ojalá en la vida todos los caminos correctos se distinguiesen tan claramente como el pequeño agujero del final del tubo.

Besitos con neopreno.

P.D. Sí, ya te dije que me estaba documentando para poner la mámpara....no me ha quedado mal....jajajaja!

Fernando Ferrao ]0[ dijo...

Soy mas bien poco Kamikaze y lo justo de valiente, aunque a veces se pase algo de miedo, no es tan fácil morir ahogado.

En la vida, la verdad que parecido al un tubo, quizás sea el amor, siempre lo estás buscando, y cuando aparece te tiras a por él, a veces sale mal, a veces sale bien, pero mientras vas por dentro la gozas.

El relato no quedó mal, no, por lo que me supongo que la mampara estará bastante torcida jejeje.

Magenta dijo...

Gracias por llevarme a surfear. !Qué gozada! ¡Qué subidón!

Fernando Ferrao ]0[ dijo...

Pues no será porque no lo tengas cerca Magenta.

Gracias, eso intentaba, llevar a surfear a los que no lo han probado.