viernes, 1 de abril de 2011

EL LENGUAJE DE LOS SORDOMUDOS



Jack Johnson canta la música con la que baila mi pluma, mis párpados eclipsan la luna, mientras mi alma se contonea con la tea que burlona flamea.

Salvajes regueros de tinta pura recorren la yerma llanura, con la paciencia del perdido, con el encanto del despistado, y con el rumbo variando, como un barco sin gobierno llevado por mareas, corrientes y vientos.

Cargado de fe, seguro de llegar a puerto, seguro de querer llegar y dispuesto a encontrar una maroma de cordura que circunde tu cintura, para atar mi embarcación y desembarcar a su disoluta tripulación.

Costear el lago que cruza el cable de la vida, el de la madre el de la hija, y descender por tu vientre como una hebra inerte.

Enfilar el desfiladero que arrodilla a los caballeros, humillarme y sentirme novel y sentirme experto, con los arrestos envueltos en un manojo de nervios.

Reptar como una serpiente, rezar como un creyente y remar contracorriente. Batir alas y susurrar un verbo en silencio que frene en seco el descenso, dejando ingrávido el cuerpo, justo en el momento en que se para el tiempo.

Los dedos entre los muslos hablando el lenguaje de los sordomudos, se templan los músculos, se invierte el curso de la cascada, se tensan las ancas, se inhala, se exhala... la hebra es suavemente expulsada, mientras el hada gime un último hechizo que la transforma la brizna en paja.

4 comentarios:

aina dijo...

Qué cosa más preciosa acabas de escribir.

Lo mejor que he leído nunca.

Fernando Ferrao ]0[ dijo...

Aina no me fastidies si "Por un beso tuyo" se sale, por nombrar un texto reciente tuyo, y ya no puedo hablar de todos los escritores, profesionales y aficionados que inundan la red con tantísima calidad...

No te riño.

Enormemente agradecido, ligeramente cohibido y monentaneamente ruborizado, te digo que me encanta tu alabanza.

Magenta dijo...

Estoy con aina.
Muy pero que muy bonito.
Sí.

Fernando Ferrao ]0[ dijo...

Muchas gracias Magenta. No es normal que
A uno lo feliciten y por eso, a la vez que me agrada, me siento cohibido.

Gracias a las dos de nuevo.

Por cierto ¿Qué pasó con tu blog?