jueves, 19 de junio de 2008

QUINCEAÑERA POR DOS

Quería ser quinceañera, quería sentir la espera sufrir el encuentro y suspirar por dentro cuando se fuera. Se compró unas alas de papel y unos tacones al revés, se pintó como sin saber y salió de casa por primera vez. Quiso que la situación la superara, quiso que sus manos le sudaran, quiso que su pecho le hablara mientras a ella no le salían las palabras.

Sonrió y se acarició el pelo, habló en broma para que no la tomaran en serio y con los ojos abiertos se concentró en proyectar un rayo con su mirada que se convirtiera en encanto de hada, para que llevado por la brisa de la madrugada le embriagara más que el fermento que tomaban, y así imaginó que en determinado momento y sin mediar asedio él cayera muerto y le diera el premio, la cogiera por los brazos y le apretara los labios, esos labios que le hablaban pero con otras palabras y que en ese preciso momento le dijeron lo siento ojalá me quedara.

Encantada de sentirse fascinada calló su velada, al llegar a casa saludó como si nada y fingió estar cansada para dirigirse directa a su cama y abrazar a su almohada para contarle toda la historia como si la avergonzara. Esa noche soñó con hombres azules y príncipes perfectos que la rescataban de sus 30 metros cuadrados de apartamento, que bonito es tener 30 años y fingir que crees en cuentos.

3 comentarios:

Nati dijo...

Vaya!! Pues a mí me gusta, la primera parte me recuerda a mis 15 años de verdad. El final me gusta menos, triste, además toda treintañera en sus cabales sabe que los hombres azules no existen!!!
Un beso gordo, estoy intentando ponerme al día con tu blog que hacía milaños que no pasaba por aquí. Estás hecho un máquina!! (y un poco de Sra. Francis también) jej

Oye y tremendo en la foto!!

Fernando Ferrao ]0[ dijo...

Supernati cúanto tiempo, como me alegro de saber de tí, a ver si te pegu un toque un día, espero que te valla todo genial de empresaria y en lo personal mejor aún.
Estos días me acordé de tí, siempre que veo las chirogotas de Cadí, como se que te gustan jeje.
¿Te estás poniendo al día con una historia de junio de 2008?:-( pues no te queda nada jejeje. Hoye entonces ¿no has leido Hacha Mellada? me la inspiró el día que nos vimos en Madrid.
Gracias por lo de la foto jejeje. Es un retrato que publicaron en una revista de surf, me encanta porque me la hizo un amigo en la playa de sorpresa y la verdad es que parece de estudio, el tío es un crack.
Lo dicho te llamo un día, besos.

Nati dijo...

Ayyyy que modesto, digamos que fotógrafo y modelo cada uno puso lo suyo. Ok a ver si hablamos un díita.
Y sí Hacha Mellada la había leido... es que leo "salpicao", nunca he sido muy ordenada. ;)
Te mando un beso coplero (es la resaca de la final de los carnavales de anoche)